Nuevo 1° de Octubre es una publicación mensual y gratuita de la CPE.

Actualidad

  • Entre abril y diciembre de 2020 hubo 778 fallecimientos en la amplia área geográfica donde la CPE brinda servicios, 93 fueron víctimas del Covid-19. Funeraria de la Cooperativa, que integra a 17 trabajadoras y trabajadores, estuvo siempre, sin faltar un solo día, pese a sufrir también varios aislamientos por contactos. En esta etapa quedó patentizado su carácter de servicio esencial y el sutil vínculo emocional que mantiene con miles de asociadas y asociados.

  • La televisión cooperativa 2021 propone una grilla numerosa y de temática muy variada. Parte de la misma es “Rcreo”, una producción independiente local que va por su segundo año de emisión. El proyecto prepandemia debió adaptarse a las contingencias y salió airoso: mejor aún, la experiencia obró para consolidarlos como una alternativa muy buena. Charlamos con dos de sus responsables: Valentina y Celeste.

  • Artículos del Hogar atraviesa un año muy particular: cumple 75 años de su nacimiento, hecho ocurrido durante 1946. Según los propios registros de la CPE, la idea era promover el uso de la energía eléctrica y entonces se empezaron a comercializar las primeras heladeras y algunas cocinas.

  • El jueves 19 de marzo de 2020 ingresamos en una inédita etapa histórica, sin demasiados o nulos conocimientos y con cero experiencia práctica sobre cómo enfrentar un virus tan contagioso y letal, como el Covid-19. El gobierno nacional determinó la estrategia del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) buscando ganar tiempo para mejorar el sistema público de salud mientras esperábamos los casos. Que finalmente llegaron.

  • Un año de pandemia que frenó la producción y las intensas tormentas que se sucedieron entre diciembre y enero obligaron a acudir a las reservas de columnas que la Fábrica de la CPE tenía en stock. No obstante, la producción está recuperándose, con nuevas inversiones y más automatización de las tareas.

  • Desde su puesta en marcha, a mediados de diciembre pasado, los planes de pago para la regularización de deudas de energía están cumpliendo con su objetivo de ayudar a los asociados a transitar el 2021 sin la preocupación de quedarse sin servicio por falta de pago. Casi 2000 usuarios y usuarias de la CPE que habían acumulado facturas impagas hasta enero, suscribieron alguna de las opciones disponibles.

  • La Secretaría de Educación Cooperativa de la CPE no escapó a las vicisitudes de la pandemia del Covid-19 y los límites que esta impuso. Por un lado el pasaje de las actividades presenciales a las virtuales, pero también con alguna novedad en cuanto a la conformación del equipo que dirige Armando Lagarejo.

  • La CPE exige, en función de garantizar las mejores prestaciones de servicios para sus asociados y asociadas, un seguimiento permanente de los equipos que integran cada sector. En ese sentido, un área “desconocida” para la gente es la que conforman unas treinta trabajadoras y trabajadores del área de Servicios Generales Integrados.

  • Verdad de perogrullo: nadie está a salvo de la posibilidad de contagio por coronavirus. Parece fácil de comunicar y entender pero no es tan sencillo de ponerlo en práctica, y mantenerlo. Por distintas justificaciones y causas, el virus se ha extendido en nuestra provincia y nos contagia tanto como nos desafía, en forma individual y colectiva. Las dudas abundan: qué se hace, qué se prioriza, cuánto tiempo falta para superar este panorama.

  • La gerencia del Servicio Eléctrico y Alumbrado Público de la CPE elaboró un nuevo informe sobre la evolución de la demanda y facturación de la energía en el ámbito de cobertura de la entidad. El ingeniero Luis Usero, responsable de la gerencia, advirtió que continúa observándose un comportamiento irregular de los indicadores, con altas y bajas, pero siempre en registros negativos al ser comparados con años anteriores, que también fueron malos.

  • La irrupción del COVID-19 puso al mundo “patas para arriba”. Desde el momento en que se reportaron las primeras infecciones en China hasta que la OMS declaró la pandemia, transcurrieron apenas tres meses. El 20 de marzo los gobiernos nacional y provinciales argentinos definieron prontas respuestas, con un nivel de compromiso y cumplimiento que revelaron una rápida comprensión de la gravedad. La respuesta hasta aquí, salvo las esperables resistencias y algunas inexplicables reacciones, es que la mayoría asumió el compromiso de cumplir.

  • CPEnet, el servicio de internet de la CPE, finalizó una etapa de importantes actualizaciones, que le permitirán, además de satisfacer la creciente demanda de banda ancha, mejorar las prestaciones y contar con una “redundancia” (término que en informática se usa para explicar la duplicación de componentes que realizan tareas críticas) ante posibles fallas en alguno de los equipos que conectan todo el servicio a la red pública de internet.

  • Así recordaremos el 2020 que se extingue por estas horas, dejando una estela de matices con destellos de optimismo, esperanza y dignidad, pero también con sombras pobladas de miserias, frustraciones y ausencias que duelen.

  • La CPE cumple y defiende sus pautas estatutarias; cada año, generalmente durante el mes de septiembre, convoca a sus asociadas y asociados a renovar con su voto el Cuerpo de Delegados y Delegadas, órgano máximo de la entidad y de la representación de las y los vecinos. Sin embargo, en 2020 la excepción la impuso la pandemia: no se pudo votar porque no había autorización formal. Esta determinación legal también se acató, en cumplimiento de los cuidados sanitarios.

  • La Pampa se encuentra entre las provincias que registran el mayor crecimiento en la demanda de energía eléctrica, con un 7 % de aumento durante julio en comparación con el mismo mes del año pasado. El dato se inscribe en un fenómeno generalizado en casi todo el país y que, en el caso particular del área de concesión de la CPE, representó en agosto, un incremento del 9,4 % respecto de lo demandado en agosto de 2020.

  • La preocupación por la situación de la economía de las y los asociados ha llevado a la CPE a proponer planes para regularizar las facturas impagas. El esfuerzo de todas las partes es destacable pero la situación no deja de ser preocupante.

  • Quienes participamos activamente en instituciones sabemos de la importancia de las asambleas. En primer lugar, decir que los Estatutos, que son algo así como la “Constitución”de cada una de ellas, imponen plazos que la excepcionalidad de la pandemia, obligó a postergar.

  • De acuerdo con el último informe del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), correspondiente al cuarto trimestre de 2020, la provincia de La Pampa ocupa el segundo lugar en cantidad de conexiones de internet por cada 100 hogares: con casi 82 hogares conectados, se ubica solo detrás de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), que tiene poco más de 108 conexiones por cada 100. La situación es similar si se consideran el acceso a ese servicio en relación a la cantidad de habitantes, en cuyo caso nuestra provincia, con 27 conexiones cada 100 habitantes también está detrás de CABA con 45 cada 100.

  • La atención personalizada en la CPE es un rito de décadas que la distingue. No hay sector que no tenga una relación directa con la gente. Un poco por los avances tecnológicos y otro mucho por la pandemia, algunas cosas tienden a cambiar en la atención en el área de Energía: un híbrido entre lo presencial y lo virtual gana espacio y aceptación de parte de la gente.

  • La Cooperativa Popular de Electricidad inició esta semana un plan de podas y mantenimiento en general en las redes de media tensión de Santa Rosa y Toay. Para tal fin, está prevista una seria de cortes en el suministro eléctrico, que se irán informando con dos días de anticipación, mediante comunicados de prensa y publicaciones en redes sociales.