Nuevo 1° de Octubre es una publicación mensual y gratuita de la CPE.

Derechos Humanos

  • Es un símbolo de la lucha contra la trata. Estuvo en Santa Rosa donde recibió el reconocimiento generalizado a su militancia y su perseverancia. Relató detalles del secuestro de su hija y se quejó del accionar de la Justicia. Además pidió a los padres de Sofía Viale y a la madre de Andrea López que continúen luchando.

  • El 19 de abril, en la revista 1º de Octubre de la CPE publicamos el artículo de Rubén Evangelista “Dos exilios que no pudieron con una amistad”, sobre los artistas Uruguayos Yamandú Palacios y Oscar Perna, coautores de una de las canciones emblemáticas del repertorio de su compatriota Alfredo Zitarrosa: “Coplas al compadre Juan Miguel”.

  • Se torna imperioso e ineludible que el Estado, el nacional y el provincial, responda por sus perjuicios y los haga visibles. Existen razones políticas, ideológicas y éticas para que lo haga. Acaso como una manera de reparación y prevención hacia el futuro, pero al mismo tiempo para redimir las prácticas genocidas que el mismo Estado argentino protagonizó o consintió a lo largo de su historia desde los albores de la organización nacional en que la dialéctica de civilización o barbarie ganó el escenario de América.

  • Los genocidios llevados a cabo en nombre de la causa "civilizadora" durante el siglo XIX y a los que se hizo referencia en la primera entrega, tuvieron su correlato más tarde en las "éticas" y en el discurso que los artífices del terrorismo de Estado de la última dictadura militar (1976-1983) han esgrimido a lo largo de los procesos judiciales desarrollados en el último lustro con la pretensión de justificar su accionar. Argumentos que, singularmente, se apoyan en anteriores elaboraciones justificativas sobre la puesta en práctica y necesidad de implementar la industria de la muerte.

  • Estamos construyendo un significado nuevo de memoria. No es sólo ni principalmente un recuerdo melancólico de algún episodio concluido para siempre. No es un adorno de la muerte, que al mismo tiempo la edulcora y la confirma.

  • ¿Qué estaba pensando Urondo[1] a inicios del ’70 respecto de la función del arte, la poesía, la cultura, la revolución, la vida y la muerte? Para buscar respuestas vamos a mirar algunos textos significativos: la novela Los pasos previos, escrita en el ’71 y publicada en el ‘73; Trelew. La Patria Fusilada, reportaje publicado por Crisis en el mismo año y que Urondo ha realizado a los tres sobrevivientes de la masacre perpetrada el 22 de agosto de 1972, un día antes de la liberación de todos los presos políticos[2] que se concreta en el inicio del gobierno de Cámpora; y un artículo referido a la vanguardia y los intelectuales en la revolución, que publica en septiembre del ‘74 junto a algunas poesías que pertenecen al libro Cuentos de Batalla[3].

  • Cada vez que agosto se aproxima los niños de Hiroshima y Nagasaki se vuelcan a las plazas a cumplir con un ritual de origami y perseverancia. Con la habilidad que otorga la costumbre y la heredad de la memoria los pequeños confeccionan cientos... miles de grullas que al llegar los días 6 y 9 lanzarán con vigor hasta cubrir el firmamento. Juntos, construyen una danza de pajaritas que tiene por destino hacer prevalecer en esa atmósfera mancillada, el blanco fulgor del vuelo y la voluntad de seguir soñando. Así funciona la memoria en el Japón.

  • La primera vez que la palabra Alethia restalló en nuestros oídos fue en 1972. Eduardo Horane, que promovía en La Pampa la formación de la Fuerza Revolucionaria Antiacuerdista, la pronunció para indicar que el período que se avecinaba inauguraría un espacio inconmensurable hacia la verdad. Para lograrla hay que ir hacia ella, incitaba, y cada tanto detenerse y voltear la cabeza.

  • El viernes 16 de agosto fue una jornada histórica para los pampeanos. Llegó a su fin el segundo juicio por la denominada Subzona 1.4, con las condenas contra un grupo de ex militares y ex policías por delitos de lesa humanidad perpetrados durante la última dictadura cívico militar. Pero también porque tuvimos una visita de lujo. Nora Cortiñas, referencia insustituible de los derechos humanos, participó activamente en numerosos actividades, incluida una visita a la CPE donde la recibieron dirigentes y militantes en el Consejo de Administración.