Nuevo 1° de Octubre es una publicación mensual y gratuita de la CPE.

Notas

Los mapuches lo llamaban “pichai” aunque el origen es quechua (alpa: tierra o suelo, taco: planta, árbol). De una gruesa y profunda raíz se desprenden ramas horizontales que se desarrollan por debajo de la superficie del suelo, de las que surgen ramas verticales u oblicuas, y forman un círculo que puede llegar a tener varios metros de diámetro. Las ramas aéreas son espinosas, sus flores están dispuestas en racimos densos, amarillentos, y sus chauchas (frutos) son vainas rectas o curvadas, de color pajizo, a veces con tinte violáceo, que alcanzan hasta 15 centímetros.

Publicada en abril de 2005

El género “Prosopis” al que pertenece el alpataco comprende más de cuarenta especies nativas principales de las regiones áridas y semiáridas de América. En Argentina existe la mayor concentración incluyendo los algarrobos, el caldén, el retortuño, el ñandubay, el vinal, etc. Generalmente crece asociado a las jarillas en el monte arbustivo y árido de La Rioja, San Juan, Mendoza, San Luis, La Pampa, Neuquén, Río Negro y Chubut.

El valor económico del alpataco está en su uso como combustible y como planta forrajera: es ramoneado por el ganado y sus chauchas son muy apetecidas; es un recurso importante, especialmente cuando escasean los pastos. Por otra parte, el alpataco cobija en la base de sus ramas aéreas a una serie de gramíneas que por estar fuera del alcance del ganado, logran semillar favoreciendo la supervivencia de las mismas en medio del monte árido.

El símbolo

Este comentario es en parte un humilde homenaje al ingeniero agrónomo Guillermo Covas, autor de la obra, pero no queremos dejar de lado las extrañas aunque simpáticas similitudes con nuestras cooperativas: tienen una raíz gruesa y profunda, de modo que es muy difícil quitarlas del suelo o de la comunidad donde están insertas; se defienden con filosas espinas de quienes desaprensivamente pretenden atacarlas; cuenta con una ramazón generosa a la sombra de la cual pueden sobrevivir numerosas especies o iniciativas que benefician la tierra o la sociedad; nacen y se desarrollan en ámbitos habitualmente hostiles, con poca ayuda de la naturaleza pluvial o gubernamental; son un importante combustible que resiste los embates de todos aquellos que no respetan ni la ecología ni las características de “no renovables”; en épocas de enormes dificultades, tienen la capacidad de continuar alimentando al ganado o respondiendo a las necesidades de la gente y compatibilizando la eficiencia económica junto a la imprescindible “eficiencia social”; el color amarillo de sus flores coincide con el símbolo internacional del cooperativismo que identifica al sol como fuente de luz y vida.

Hace 75 años nuestros pioneros imitaron sabiamente a la naturaleza a la hora de diseñar y poner en funcionamiento esta herramienta que es la CPE. La literatura pampeana refleja este orgullo de nuestra tierra árida:


El alpataco es un indio

Que mira desde su hondura,

Hosco, amargo, resistido,

Para siempre y para nunca.

 

Pero a veces se me vuelve

Silbo, grito y esperanza:

Entonces el alpataco

Es un paisano que canta.


Juan Carlos Bustriazo Ortíz
“Del alpataco”

*Pablo Fernández fue presidente de la CPE antre 1990 y 1995

 

CRÓNICAS DE UNA IDEA LUMINOSA

No hubo momentos fáciles en la tarea de diseñar, desarrollar y afianzar esta asociación comunitaria que, con el correr del tiempo, se confirma en las efemérides santarroseña y pampeana como una de sus máximas realizaciones colectivas.

EL CONSUMO ENERGÉTICO EN NUESTRO PAÍS

Todo lo que se hace en la vida y en el mundo significa un gasto energético. Cuando pensamos, nos movemos, soñamos o hablamos gastamos energía. Cuando cocinamos, usamos la heladera, andamos en bicicleta o en auto gastamos energía.

TRABAJO INFANTIL

Bienvenido a la vida de Uno, Dos, Tres y Cuatro. Las historias de cuatro chicos de hasta 14 años que para sumar alguna moneda a la alicaída economía de sus familias tienen que salir a trabajar. Todos los días hacen eso que llaman trabajo infantil. Bienvenido a nuestra deuda interna.

HISTORIAS DE LA PAMPA

La guerra impedía la llegada del carbón a los ferrocarriles ingleses. Corría el año 1917. Se decidió, entonces, que el combustible se obtuviera en los montes de caldén que cubrían buena parte de La Pampa. Fortunato Anzoátegui(1) -propietario, entre otras extensiones que poseía en La Pampa, del establecimiento “Los Surgentes”, de 50 mil hectáreas, en el bajo “Mará”, en cercanías de Guatraché- había vendido diez mil hectáreas de leña al ferrocarril.

PRIMEROS GRUPOS GRAMEEN EN LA PAMPA

El proyecto de la Fundación Grameen toma forma práctica en La Pampa aunque el proceso para llegar hasta estos resultados ha sido bastante extenso. Hoy se han entregado treinta microcréditos de 350 a 500 pesos cada uno, para vecinos de los barrios Zona Norte, Sagrado Corazón y Zona Oeste Quintas, de Santa Rosa. Es el resultado de un esfuerzo programado que incluyó un primer acercamiento a los vecinos; luego capacitación y finalmente decisión, sobre la base de los grupos conformados y el dinero disponible.

SALUD

La caries dental es, desde hace muchos años, la enfermedad bucal multifactorial, crónica, de origen infeccioso que se observa con mayor frecuencia. Se caracteriza por una serie de reacciones químicas y microbiológicas que provocan el reblandecimiento de los tejidos duros dentarios, y su posterior destrucción avanzando desde la superficie al interior.

LA CPE HACE 50 AÑOS

La provincia Eva Perón asistía, hace medio siglo, al crecimiento de la demanda de energía y la multiplicación de las cooperativas dispuestas a brindar el servicio. Se sumaban Quemú Quemú, Lonquimay y Maisonave, auspiciadas por las municipalidades de cada localidad. La CPE, por su parte, se veía obligada a aceptar la renuncia por motivos de salud, de uno de los incansables luchadores por la consolidación de la cooperativa: don Domingo Gentili.

CUENTO DE WALTER CAZENAVE. DE LA COLECCIÓN “LA PAMPA LEE”

Voy por este monte oscuro rezumando sangre.  Solo, porque la sombra servil y ocasional de este otro hombre ni la cuento. Yo, Julio César Crevani galopo dolorido hacia el viejo boliche de El Carbón.

CUENTO DE GUILLERMO GAZIA. DE LA COLECCIÓN “LA PAMPA LEE”

Sí señor. De los chicos de la barra soy el más curioso. Los demás me cargan a veces y me dicen qué hacés detective, cuando les cuento que el coso ese anda en algo raro. Por ejemplo, cuando les dije que el marido de la verdulera no trabajaba como mi papá o el papá de los demás pibes del barrio que trabajan de día y vienen temprano a casa y después se van a jugar a las barajas al club o se sientan a tomar fresco en la vereda o se ponen a regar las plantas del patio. Seguro que el coso ese anda en algo raro, les dije.

ODONTOLOGÍA PREVENTIVA EN ACCIÓN

Las bebidas que contienen azúcares y/o sustancias ácidas y que son consumidas aún después del primer año de vida del niño con biberón, con bastante frecuencia y en grandes cantidades, tienen como consecuencia la aparición de trastornos cariosos en todos los dientes del niño o “Síndrome del biberón”.

SALUD

En este siglo XXI podemos hablar de epidemia, con relación a sobrepeso y obesidad. En todos los países desarrollados pero también en varios que no lo son, hay un porcentaje de población obesa realmente alarmante.